Estado de situación en Planta Malvinas Argentinas de Monsanto

30/12/2013

Córdoba, 30 de diciembre de 2013.

Una vez más, Monsanto lamenta y repudia el accionar violento de un grupo de extremistas que desoyen lo dispuesto por la Fiscalía con respecto a la Planta Malvinas Argentinas de acondicionamiento de semillas de maíz. Esta mañana activistas encapuchados y armados con palos, intimidaron al personal de mantenimiento que intentó ingresar a la planta para realizar tareas habituales y los amenazaron inescrupulosamente con “ir a buscarlos a sus casas”, incluso delante de personal policial y de infantería.

Considerando la situación, el personal de mantenimiento se retiró en forma pacífica dado que, a pesar de contar con el aval otorgado por la Fiscalía, no estaban dadas las condiciones de seguridad para su ingreso al predio.

Hace más de tres meses que los empleados y contratistas de Monsanto no pueden ejercer el derecho a trabajar, debido a la acción de extremistas que bloquean los ingresos al predio y -encapuchados y con palos- amenazan a los trabajadores, quienes son víctimas del hostigamiento de este grupo, además de verse perjudicados con la continuidad de sus puestos de trabajo.

Monsanto ha abierto múltiples canales de diálogo para explicar en forma pacífica cuál es el proyecto y las oportunidades de progreso y crecimiento para la comunidad y la Provincia. En tal sentido, Monsanto ha convocado en numerosas oportunidades a los que se oponen al proyecto a dialogar, a responder sus dudas y a visitar nuestra planta acondicionadora de semillas ubicada en Rojas, Provincia de Buenos Aires, que funciona desde hace 20 años sin antecedente ni riesgo alguno para la comunidad, pero hasta el momento no han accedido ni al diálogo ni a realizar dicha visita.