Sobre el estudio de Seralini

Un estudio realizado por el equipo de una universidad francesa fue publicado por Food and Chemical Toxicology en 2012, alegando haber encontrado efectos negativos en la salud de ratas de laboratorio alimentadas con una dieta de maíz GM.

Dicho estudio ha sido desacreditado por la misma publicación debido a inconsistencias identificadas en la investigación realizada:

a. El estudio no cumple con los estándares mínimos aceptables de una investigación científica. Los supuestos resultados no se sustentan en los datos presentados, y las conclusiones no son relevantes para el propósito de una evaluación de seguridad.

b. Los toxicólogos y expertos en salud pública encuentran problemas fundamentales en el diseño del estudio. Además, falta información crítica sobre la manera en que se llevó a cabo el estudio, aunado a que los datos presentados no apoyan las interpretaciones del autor.

c. Entre las principales deficiencias detectadas se encuentran:

  • El protocolo de investigación no cumple con los estándares de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos)
  • La fuente y calidad del maíz utilizado en el estudio no es clara.
  • Faltan los detalles críticos sobre la preparación de la dieta así como de su ingesta por parte de las ratas.
  • Hay una carencia absoluta de datos sobre las afirmaciones de histopatología de riñón o hígado, pruebas de la función hepática y la actividad de citocromo.
  • Falta un análisis estadístico de mortalidad y de la incidencia de tumores en este tipo de ratas, tanto en el grupo de prueba como en el de control.
  • La especie de de ratas, utilizada en este estudio, tiene un historial en el que destaca una alta incidencia en el desarrollo de tumores.
  • Los datos presentados son altamente esporádicos, además de que se utilizan diferentes métodos para evaluar a los machos y a las hembras.
  • A lo largo del estudio falta una relación de respuesta a la dosis dada a los animales.

Es importante señalar que además no hay un mecanismo aceptable para los resultados reportados con maíz GM, y los resultados son inconsistentes con la extensa experiencia y estudios científicos.

Extensos datos de animales de laboratorio y pruebas in-vitro (en tubo de ensayo) han demostrado que el glifosato no causa cáncer o tumores, este estudio no proporciona información que pueda generar preguntas sobre las extensas evaluaciones de seguridad de los herbicidas agrícolas a base de glifosato.

Más información:

http://www.monsanto.com/products/Documents/ProductSafety/seralini-sept-2012-monsanto-comments.pdf