México alcanzaría la autosuficiencia en producción de maíz en 10 años con la aplicación de biotecnología agrícola

06/11/2013

  • Robert T. Fraley, director de tecnología de Monsanto y ganador del Premio Mundial de Alimentación 2013, asegura que México tiene los recursos naturales y humanos para ser un importante productor internacional de maíz
  • Es posible ahorrar hasta 60 por ciento en el consumo de agua, así como reducir el uso de pesticidas, fertilizantes y combustibles

México, D. F., a 6 de noviembre de 2013.- Con la aplicación de la biotecnología agrícola, México alcanzaría en 10 años la autosuficiencia en la producción de maíz, afirmó durante su visita a México el vicepresidente ejecutivo y director de tecnología de Monsanto, Dr. Robert T. Fraley. El país cuenta con los recursos naturales y humanos necesarios para convertirse en un exportador del grano, lo cual fortalecería el sector agropecuario y la economía nacional en su conjunto.

El ejecutivo, ganador del Premio Mundial de Alimentación 2013, explicó que hoy México importa cada año alrededor de 2 mil 500 millones de dólares de maíz -más de 30% del consumo nacional-, lo cual puede reducirse paulatinamente con el uso de la biotecnología agrícola. “Hay una gran área de oportunidad. México puede aumentar significativamente el rendimiento de su capacidad productiva en una década para convertirse en país exportador de maíz como lo han hecho Brasil y Argentina”, destacó Fraley.   

Los beneficios de la biotecnología en el campo mexicano son varios para los agricultores: una disminución de hasta 60 por ciento en el consumo de agua; una reducción significativa en el uso de pesticidas y fertilizantes, así como un menor uso de combustibles en los tractores y equipos que se utilizan para aplicar productos agroquímicos. Como componente clave de un paquete tecnológico integral, la biotecnología contribuiría a mejorar la productividad y rentabilidad de los agricultores de México.

La aplicación de la biotecnología en el cultivo de maíz es una alternativa más para la tecnificación del campo. México en la próxima década puede generar una derrama económica de hasta 10 mil 800 millones de dólares con la producción de maíz. De acuerdo con cifras de la Confederación Nacional Campesina, en el país hay más de un millón de hectáreas de tierra ociosa donde se pueden aplicar de manera inmediata este tipo de soluciones.

Fraley visitó México como inicio de su gira mundial para dar a conocer las investigaciones en materia de biotecnología vegetal y su aplicación para el mejoramiento de cultivos agrícolas. Aseguró  que  durante los últimos 60 años la ciencia de la genética molecular abrió oportunidades poco comunes para la formación del futuro en la protección de la agricultura, salud y medio ambiente.

“La población mundial continúa creciendo y es necesario lograr un equilibrio entre el número de seres humanos y su capacidad para producir una alimentación adecuada”, dijo el ejecutivo de Monsanto.

La aplicación de la biotecnología en los cultivos de maíz es parte fundamental del desarrollo económico del país y una solución para optimizar la productividad del campo mexicano y la seguridad alimentaria de la población.

Premio Mundial de Alimentación 2013

El galardón internacional que recibió el Dr. Fraley en octubre de 2013 en Des Moines, Iowa, es el más prestigiado a nivel internacional que reconoce los logros individuales que han permitido el avance del desarrollo humano a través del mejoramiento en la calidad, cantidad y disponibilidad de alimentos a nivel mundial. Varios jefes de Estado lo han llamado el Premio Nobel de la Alimentación y la Agricultura.

El Premio Mundial de la Alimentación fue creado en 1987 por el ganador del Premio Nobel de la Paz, Norman Borlaug, cuyo trabajo dio origen a la denominada Revolución Verde, lo que le ganó el reconocimiento como el hombre que “ha salvado más vidas que cualquier otra persona”. La Fundación del Premio Mundial de la Alimentación fue instituida en 1990 por el empresario y filántropo de Iowa, John Ruan.

Anualmente en Des Moines, Iowa, se reconocen las contribuciones hechas en cualquier campo que consideren la obtención adecuada de alimentos y nutrición en todo el mundo, incluyendo rubros como: ciencia y tecnología alimentaria y agrícola, nutrición, fabricación y comercialización, economía, mitigación de la pobreza y liderazgo político.

El Dr. Fraley tiene estudios de posgrado en la Universidad de Illinois, y realizó su trabajo posdoctoral en la Universidad de California, en San Francisco. Se incorporó a Monsanto en 1981 como investigador asociado, y en 1983 él y su equipo anunciaron la creación de las primeras plantas genéticamente modificadas. Desde entonces, millones de agricultores de todo el mundo se han beneficiado de esta investigación pionera en biotecnología.

###

Contactos:
Carlos Díaz
carlos.diaz@gce-mexico.com
Tel. 5557 9794 ext. 106

Gabriela Gallegos
gabriela.gallegos@gce-mexico.com
Tel: 5557 9794, ext. 104