La agricultura puede muy bien definirse como el intento de la humanidad por aprovechar el poder de la naturaleza para alimentarnos de una manera más eficiente y predecible. Y durante los últimos 10,000 años, más o menos, hemos tenido bastante éxito.

Sin embargo, la naturaleza es un sistema complejo y nuestro enfoque para mejorar la agricultura tiene que tomar en cuenta esta complejidad. No podemos limitarnos a hacer mejores semillas, tenemos que encontrar métodos integrados para mejorar el proceso de la agricultura, de manera que se siembren mejores semillas usando las mejores prácticas agrícolas disponibles.