Para suplir la demanda, los expertos predicen que necesitaremos disponer de 300 millones de acres de terreno de labranza adicionales para el año 2030.

Eso es prácticamente igual al área de cultivo actual de los Estados Unidos y China juntos.


Nuestra meta

En Monsanto hemos prometido conservar nuestros recursos a través del desarrollo de semillas que utilizan un tercio menos de recursos clave por unidad producida, de manera que podamos cosechar cultivos al mismo tiempo que reducir la pérdida de hábitats y mejorar la calidad del agua. Nos esforzamos por satisfacer la demanda de manera responsable.

¿Cómo se reducen los nutrientes, el agua y la energía necesarios para cosechar los cultivos hoy día?

Se trata de usar nuestros recursos de manera más eficiente desarrollando plantas que maximicen el uso de sus insumos y utilizando las prácticas agronómicas de forma tal que se use la cantidad correcta de recursos en el lugar apropiado y en el momento exacto. Esto lo hacemos al concentrarnos en el uso eficiente del agua, el uso de nitrógeno y manteniendo la salud del suelo.

Trabajar con agua

El agua es el factor individual más limitante para la producción de cultivos. El uso y la disponibilidad del agua será una de las restricciones de recursos más importantes que enfrenten los agricultores ya que trabajan para cumplir con una demanda sin precedentes de productos agrícolas en los próximos 40 años.

Nuestros productos ayudan a los agricultores a mantener la integridad y productividad del suelo permitiendo la labranza de conservación. La labranza de conservación, dejando el residuo de las plantas del año anterior en el campo, ayuda a reducir la erosión del suelo y mejorar la retención de agua del suelo.

Mantener la salud del suelo

Cada cultivo tiene características de suelo únicas. Estamos desarrollando un sistema para proporcionar a los agricultores información con base científica sobre la selección de semillas, la densidad de las siembras y la aplicación de nutrientes para los requisitos específicos de su campo. Al usar modelos de suelo específicos para el campo, ofreceremos información que puede ayudar a los agricultores a seleccionar la mejor mezcla de productos y las mejores prácticas de manejo para su campo. La aplicación más precisa de insumos puede ayudar a los agricultores a conservar más los recursos que son esenciales para su éxito.

Uso de nitrógeno de manera más eficiente

En Monsanto estamos trabajando en el desarrollo de semillas que mejoren el rendimiento de los cultivos en condiciones normales de nitrógeno y que estabilicen la producción en condiciones de nitrógeno bajo. Esperamos ayudar a aumentar la eficiencia de los fertilizantes con base de nitrógeno de manera que el cultivo use más y se quede menos en el suelo creando gases de invernadero o escurriendo hacia las vías fluviales.