¿Quieres saber algo extraordinario? Es probable que casi todo lo que has comido en toda tu vida haya sido modificado genéticamente. Lo mismo aplica a tus padres... y a tus abuelos.

Por más de 10,000 años, la humanidad ha mejorado genéticamente plantas y animales. Las vacas que vemos hoy día en las granjas se parecen muy poco a los antiguos uros de los que descienden. Asimismo, el maíz que comemos hoy es una versión domesticada de un antecesor silvestre llamado teosinte.


Una de las principales formas en que estamos mejorando la agricultura

Monsanto es reconocido por nuestra biotecnología. Por lo tanto, puede que te sorprenda saber que invertimos 46% de nuestro presupuesto de Investigación y Desarrollo en mejoramiento genético - la misma técnica agrícola que produjo el ganado y el maíz modernos.

¿Qué es el mejoramiento genético de las plantas?

En pocas palabras, el mejoramiento genético de las plantas o fitomejoramiento es el proceso de usar dos plantas progenitores para crear una planta nueva. Al igual que un bebé recién nacido comparte características de cada uno de sus padres, una nueva semilla tendrá caracteres de las plantas "madre" y "padre" que la crearon.

Aplicar la ciencia para perfeccionar el mejoramiento genético

En el pasado, los mejoradores de plantas no podían ver el funcionamiento interno de las plantas. Para entender cómo pasaban los rasgos de una planta a otra tenían que cruzar las plantas, sembrarlas y esperar a ver los resultados.

Con el beneficio de la ciencia moderna, los mejoradores ahora pueden "ver" el interior de las plantas que intentan mejorar. Utilizando una técnica llamada "mejoramiento asistido por marcadores", nuestros científicos de plantas pueden examinar el ADN de las semillas hasta encontrar aquellas que producirán las mejores plantas. Primero, se identifican los "marcadores" genéticos en el ADN de las plantas que están vinculados con rasgos importantes, tales como resistencia a enfermedades, tolerancia a la sequía, rendimiento, sabor, nutrición, etc.

Luego, se usan los marcadores como una prueba para evaluar todas las plantas disponibles, seleccionar con precisión y cruzar sólo las semillas que producirán plantas con los rasgos deseables.