Para que se considere sostenible, la agricultura tiene que mejorar y también mejorar la vida de todas las personas involucradas.

Esto significa que la sociedad necesita alimento nutritivo disponible y al alcance del bolsillo, el ambiente necesita de cuidados y los agricultores en todo el mundo tienen que ganar una compensación justa por su ardua labor.


Nuestra meta

En Monsanto queremos mejorar vidas, incluyendo a 5 millones de personas para el año 2020. Estamos enfocados en crear productos innovadores que puedan beneficiar la calidad de vida de todos los agricultores, sus familias y las comunidades rurales en las que viven. Asimismo, esto puede impactar de manera positiva en los consumidores y la sociedad en general.

Reducir el hambre

En todo el mundo, 925 millones de personas (casi 1 de cada 7) se van a dormir con hambre. Uno de los mayores retos que tenemos que superar al atender este asunto es combinar un enfoque técnico de la agricultura para aumentar la productividad con un enfoque ecológico que promueva la sustentabilidad. La combinación de tecnologías, sin perder de vista la sustentabilidad, es la plataforma básica sobre la cual desarrollamos productos y tecnologías.

El arroz y el trigo son dos cultivos esenciales para lograr la seguridad alimentaria de miles de millones de personas en todo el mundo. Juntos alimentan a más de la mitad de la población mundial. Sin embargo, las mejoras en el rendimiento del arroz y el trigo se han quedado atrás en comparación con otros cultivos. Reconociendo la importancia del arroz y el trigo para la seguridad alimentaria global, Monsanto Company ha prometido donar $10 millones de dólares para mejorar el rendimiento de estos cultivos, como parte de su compromiso con la cosecha sostenible. El Programa Beachell-Borlaug International Scholars de Monsanto es el resultado de ese compromiso. El objetivo de este prestigioso programa de becas es ayudar a adelantar la investigación de la producción de arroz y trigo, así como crear mejoradores de plantas de arroz y trigo bien preparados que puedan convertirse en líderes agrícolas en el futuro.

Alimentos más nutritivos

La agricultura es fundamental para encontrar soluciones a muchos de los problemas mundiales: la seguridad alimentaria, las fuentes de energía renovable y el cambio climático, entre otros. ¿No sería entonces adecuado que jugara un papel en mejorar la salud humana?

Nuestro compromiso con la agricultura sostenible se basa en producir más al tiempo que usamos menos recursos, pero es importante que analicemos más a fondo esa promesa. No queremos detenernos en sólo producir más, queremos asegurarnos de que la comida en tu mesa sea buena para ti. Parte de nuestra investigación y desarrollo está dedicado a desarrollar semillas que produzcan alimentos con mejores cualidades nutricionales.

Promover la prosperidad para todos

Cuando mejora la calidad de vida de los agricultores, ellos están en una mejor posición para cubrir la alta demanda de alimentos de una creciente población.

Usamos la tecnología para desarrollar mejores semillas y nutrir las alianzas para crear nuevas prácticas agronómicas que puedan tener un enorme impacto en la vida de los agricultores. Y por cada agricultor del mundo que se levante de la pobreza a la prosperidad, muchas más personas prosperarán a través de dietas más sanas, mayores oportunidades educativas y futuros más prometedores impulsados por economías locales más robustas.

La biotecnología ha sido una herramienta clave para los pequeños agricultores. Según los datos de meta-análisis global recopilados por ISAAA y PG Economics, 700,000 agricultores de escasos recursos adoptaron cultivos biotecnológicos por primera vez en 2008. Como resultado de la adopción de esta tecnología, estos agricultores alcanzaron la cifra de US$1,100 millones en ingresos netos adicionales.