¿Por qué se usa el glifosato?

Los productores utilizan glifosato, y los productos a base del mismo, como herbicidas de amplio espectro para el control de gramíneas, así como plantas de hoja ancha. Estos herbicidas han demostrado ser herramientas importantes para el manejo de malezas. También hay que señalar que dicho manejo requiere de un enfoque integrado, incluyendo otros herbicidas o técnicas, como la rotación de cultivos o la labranza. Un herbicida aplicado correctamente, como el glifosato, puede ser una excelente herramienta para favorecer el control de vegetación en una amplia variedad de situaciones.

Productores agropecuarios

En los campos donde se cultivan alimentos, las malezas compiten con los cultivos por el agua, los nutrientes del suelo y la luz solar. Esta competencia por los recursos impacta en la cantidad de cultivo que cosechan los productores. Ellos cuentan con múltiples métodos para el control de malezas, desde la extracción manual a la labranza, la rotación de plantaciones o los productos de protección de cultivos, como los herbicidas. Cuando se utilizan con precisión, y de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta, los herbicidas previenen que las malezas compitan con los cultivos.