Respuestas a las dudas más frecuentes sobre Organismos Genéticamente Modificados (OGM)

A continuación, las respuestas a las preguntas más frecuentes acerca de los organismos genéticamente modificados (OGM) registradas en la página de Monsanto "GMO Answers".

Más GMO Answers>>

Descargar PDF>>

1. PREGUNTA: ¿LOS ALIMENTOS QUE CONTIENEN DERIVADOS DE CULTIVOS GM SON SEGUROS PARA CONSUMO HUMANO?

RESPUESTA: Los alimentos que contienen OGM tienen una trayectoria segura de mucho tiempo (18 años en el mercado). Desde la introducción de los OGM en 1996 hasta el presente, la Organización Mundial de la Salud, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la American Medical Association (Asociación Médica de Estados Unidos) y numerosas agencias reguladoras de todo el mundo, incluida la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, determinaron que los alimentos derivados de ingredientes que han sido modificados genéticamente son tan seguros y nutritivos como los alimentos derivados de otros métodos de producción, como los orgánicos o los convencionales. Esto fue confirmado por científicos mediante pruebas exhaustivas e independientes; a la vez, miles de millones de animales y millones de personas han consumido alimentos modificados genéticamente sin haber sufrido un solo incidente de seguridad alimentaria. Los alimentos/cultivos GM son igualmente seguros y sanos a sus contrapartes convencionales.

Los alimentos que contienen derivados de cultivos GM y que se encuentran hoy en el mercado fueron desarrollados mediante modificaciones genéticas específicas, como adiciones y supresiones de genes. Sus contrapartes no GM, los cultivos convencionales y orgánicos, fueron desarrollados mediante el empleo de técnicas aleatorias de transposición genética. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que los productores de cultivos han estado alterando y mezclando los genomas de las plantas durante siglos, incluso aproximadamente en los últimos 80 años usando productos químicos y radiación para romper el ADN de las plantas e inducir mutaciones con el fin de desarrollar miles de nuevas variedades. El objetivo de los científicos especialistas en plantas es el mismo, ya sea usando enfoques tradicionales solamente o combinándolos con la ingeniería genética: desarrollar cultivos que tengan nuevos caracteres de calidad agronómica o alimenticia.

Los seres humanos fueron modificando los genomas de las plantas durante generaciones; con la ingeniería genética, simplemente contamos con herramientas nuevas y más precisas. [Adaptado de GMO Answers]

2. PREGUNTA: ¿CUÁLES CULTIVOS SON GENÉTICAMENTE MODIFICADOS?

RESPUESTA: En el presente en Estados Unidos hay un total de ocho cultivos genéticamente modificados disponibles a nivel comercial: maíz, soja, algodón, canola, alfalfa, remolacha, papaya y zapallito. En Argentina son sólo tres: maíz, soja y algodón.
Si vamos a un supermercado en Estados Unidos veremos que sólo unos pocos productos de la góndola de verduras en el supermercado son OGM, maíz dulce, zapallitos y papayas. Los alimentos procesados, como el azúcar o el aceite vegetal, pueden ser derivados de cultivos GM, pero las características modificadas del cultivo no están presentes en estos productos, lo que significa que son químicamente idénticos al azúcar o el aceite obtenido a partir de cultivos no-GM. Y lo que es más importante aún, tampoco hay diferencia en la seguridad o los valores nutricionales de estos alimentos. [Adaptado de GMO Answers]

3. PREGUNTA: ¿CÓMO AFECTA EL MEDIO AMBIENTE EL CULTIVO DE ESTAS PLANTAS?

RESPUESTA: Mediante el uso de cultivos GM, los productores agrícolas se encuentran con un desempeño mejorado, usando menor cantidad de tierra, agua y productos químicos. En otras palabras, se produce una reducción del impacto de la agricultura en el ambiente. Los cultivos GM tolerantes a herbicidas han contribuido a que los productores apliquen la práctica de no labranza. En la producción agrícola convencional u orgánica, los campos son arados (“labrados”) para controlar las malezas. Debido al control superior de malezas que se logra con los cultivos GM, los productores ahora labran las tierras con mucha menor frecuencia. Ello ha dado como resultado una mejora en las condiciones del suelo y mayor retención de agua. El escurrimiento ha disminuido y se han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la agricultura. Los cultivos genéticamente modificados resistentes a insectos como los cultivos Bt, han reducido en gran medida la cantidad habitualmente utilizada de insecticida. Se estima que se usaron 600 millones de libras MENOS de ingredientes activos de insecticidas en Estados Unidos debido al uso de cultivos modificados genéticamente, lo que reduce significativamente los costos de los productores y el impacto ambiental.

Las plantas modificadas genéticamente para el uso más eficiente de nitrógeno y otros nutrientes importantes se traducen en menor necesidad de fertilizante, lo que ayuda a los productores a ahorrar dinero y a la reducción de pérdidas de fertilizante al ambiente. Los vegetales modificados genéticamente para tolerar la sequía permiten que los cultivos conserven el rendimiento con un menor consumo de agua. [Adaptado de GMO Answers]

4. PREGUNTA: ¿CÓMO SE MANEJAN LAS SUPERMALEZAS?

RESPUESTA: El desarrollo de malezas resistentes a herbicidas no es nuevo en agricultura. De hecho, el primer caso de resistencia a un herbicida se registró en 1957, mucho antes de que se crearan los primeros cultivos GM. Desde entonces, se registró la resistencia en malezas casi por cada herbicida que se usa en la actualidad. Todas las especies vivientes evolucionan en respuesta a una presión constante de un riesgo a su existencia, incluso las malezas. El uso de herbicidas llevó a que algunas especies de malezas evolucionaran para poder tolerar dicho tratamiento. Existen aproximadamente 215 especies de malezas resistentes a herbicidas en Estados Unidos, de las cuales alrededor de 15 son resistentes al herbicida más comúnmente usado en los cultivos tolerantes a herbicidas (glifosato). Si bien algunos han tildado a las malezas resistentes al glifosato como “supermalezas”, los científicos expertos en malezas explican que estas mismas especies también tienen poblaciones resistentes a otros herbicidas y, por lo tanto, el destacar el problema como solamente relacionado al glifosato resulta una interpretación errónea de los hechos. Los científicos expertos en malezas del sector público y privado continúan trabajando para reducir el riesgo y el impacto de la resistencia a todas nuestras fuentes de herbicidas. [Adaptado de GMO Answers]

5. PREGUNTA: ¿LOS PRODUCTOS ETIQUETADOS COMO "NO OGM" SON MÁS SEGUROS PARA EL CONSUMO HUMANO?

RESPUESTA: Los consumidores tienen derecho a elegir alimentos nutritivos y sanos. Aunque las empresas de biotecnología agrícola no venden productos alimenticios directamente a los consumidores, nosotros respaldamos la decisión de las empresas alimenticias basada en las preferencias de sus clientes de etiquetar voluntariamente los productos alimenticios indicando la presencia o ausencia de OGM. Este tipo de testimonios de mercado se usan frecuentemente para promocionar un tipo de producto sobre otro y no está relacionado con la salud o la seguridad. Algunas empresas optaron por etiquetar voluntariamente los alimentos como “USDA organic” (orgánico según normas del USDA, Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) o “no OGM” para aquellos consumidores que desean alimentos que no estén elaborados con OGM.

Nosotros respaldamos el etiquetado obligatorio de alimentos, incluidos los que contienen OGM, en aquellos casos en los que el alimento presenta riesgo a la seguridad, por ejemplo, a una población sensible. Sin embargo, como no existen elementos fidedignos que vinculen riesgo a la seguridad alimentaria o a la salud con el consumo de alimentos que contienen OGM, creemos que el requisito de que un alimento cuente con una etiqueta por el sólo hecho de que es derivado de un OGM serviría como un rótulo de alerta, informando a los consumidores que dicho alimento es en cierta manera menos seguro, sano o nutritivo que su contraparte no OGM. De hecho, cientos de estudios independientes confirmaron que los OGM son tan seguros como sus contrapartes no OGM. En algunas ocasiones, se publicó un estudio que afirmaba la existencia de riesgo a la seguridad, pero cada vez que ello ocurrió, la comunidad científica general encontró que dicho estudio no era creíble. [Adaptado de GMO Answers]

6. PREGUNTA: ¿CÓMO SE SUPERVISAN Y REGULAN LOS OGM?

RESPUESTA: Los cultivos OGM son sometidos a mayor cantidad de pruebas que cualquier otra nueva variedad de cultivo; como resultado, se sabe más de este grupo de cultivos que de cualquier otro que los productores hayan desarrollado (¡y que hemos comido!) en los últimos siglos. En los Estados Unidos, los cultivos OGM son sometidos a revisión regulatoria por parte de al menos dos, y a veces tres, agencias federales: FDA (Administración de Drogas y Alimentos), USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) y EPA (Agencia de Protección Ambiental). La FDA es responsable de evaluar la seguridad de todo cultivo OGM que se emplee para alimento humano o animal, y USDA evalúa los posibles impactos de los cultivos sobre el ambiente y la agricultura. Si el OGM fue modificado para conferirle resistencia a plagas que consumirían el cultivo antes que nosotros, como insectos y patógenos de plantas, EPA entonces también evalúa la seguridad ambiental y alimenticia de la nueva sustancia producida por la planta que le brinda el rasgo de resistencia a la plaga. Los alimentos provenientes de estos cultivos ingresan a la cadena de suministro de alimentos recién cuando se realizaron esas evaluaciones [Adaptado de GMO Answers]

7. PREGUNTA: ¿CUÁL ES EL FUTURO DE LOS CULTIVOS GM?

RESPUESTA: Ya se está avanzando hacia un futuro promisorio. Los científicos se encuentran trabajando sobre las maneras de mejorar el rendimiento de los cultivos de los cuales depende alimentación en los países en desarrollo. Esto contribuirá a la seguridad alimentaria de estos países al permitirles la producción de más alimentos en el lugar donde realmente se los necesita. Además, los científicos demostraron que la modificación genética puede ser usada para aumentar la cantidad y estabilidad de los niveles de nutrientes de los cultivos, como la pro-vitamina A, hierro y zinc, y a mejorar la digestibilidad de las proteínas. Por año, millones de personas pierden la visión o mueren debido a deficiencia en vitamina A; sin embargo, una ración de “Golden Rice” (arroz dorado) enriquecido con vitamina A podría proveer la mitad de la ingesta diaria de esta vitamina a un niño de 1 a 3 años de edad. Otros cultivos mejorados en su calidad que se encuentran en desarrollo incluyen ananás enriquecidos en licopeno, manzanas que no se tornan marrones y tomates enriquecidos con antioxidantes. La tecnología de modificación genética también puede ayudar a los fitogenetistas a desarrollar híbridos de alta calidad más rápidamente, lo que puede contribuir a aumentar la productividad y la sustentabilidad con mayor rapidez a medida que los productores pueden cultivar más con menos. Los datos obtenidos por USDA, por ejemplo, muestran que mientras la superficie mundial cultivada con maíz aumentó un 31 % desde 1981, la producción tuvo un aumento enorme, del 93 %. Esta tendencia debe continuar para satisfacer la creciente demanda de alimentos a la luz de las cada vez mayores presiones, como seguías, calor, niveles bajos de nutrientes en el suelo e infestaciones por insectos. [Adaptado de GMO Answers]


 << Avances en Biotecnología – Diciembre

 

Programa de Fellows: reconocimiento a la comunidad científica de Monsanto >>